Plan de Seguridad Vial: razones para implementarlo

Plan de Seguridad vial para empresas: importancia y sustento - DriVR simulador de manejo con realidad virtual

Alguna vez te has preguntado porqué los pilotos de avión pasan horas en un simulador de vuelo antes de tomar un avión real, mientras que un conductor de vehículo automotor no, siendo que éste se expone a miles de riesgos tan cambiantes al día, entre los que están otros conductores, motociclistas, peatones o las condiciones del entorno y mala infraestructura vial; de ahí la importancia de considerar un plan de seguridad vial en las empresas.

Quizá la respuesta más sencilla que se nos viene a la mente es que la transportación aérea tiene un riesgo mucho mayor que conducir para visitar a un cliente o de la casa a la escuela para dejar a los hijos. 

Y es que en realidad cuando pensamos en la cantidad de personas que abordan un avión y la severidad en caso de un accidente, las imágenes que se nos vienen a la cabeza son desastrosas; personas que pierden la vida, varios heridos (si los hay), pérdidas materiales y una severa cobertura mediática, donde medios tanto nacionales como internacionales se vuelcan sobre la aerolínea responsable de la tragedia, lo que genera un gran desprestigio a la empresa y a la industria.

Sin embargo, cuando revisamos los números, observamos que la probabilidad de que ocurra un accidente aéreo es de 1 cada 5.4 millones de vuelos e información del 2018 asegura que fallecen 3 de cada 10 millones de pasajeros de avión, es decir, la probabilidad de ocurrencia es realmente baja.

Por otro lado, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo fallecen más de 1.3 millones personas al año a causa de accidentes de tránsito, esto representa la 8ª causa de muerte a nivel mundial y es la única, dentro de las 10 primeras causas de fallecimientos que no es una enfermedad

Además, el 93% de esta situación se concentra en países de medio y bajos ingresos, donde el costo por los accidentes de tránsito asciende a más del 3% del PIB anual

México ocupa el 7º país con la mayor concentración de muertos por accidentes de tránsito con más de 24 mil personas fallecidas cada año, donde los niños y jóvenes 5 a 29 años encabezan estas estadísticas. Con esto, los accidentes de tránsito son considerados desde el 2009 en México y en el Mundo una pandemia y en un claro problema de salud pública. Tan es así, que debido a la naturaleza de la mayoría de estos eventos, son considerados por el BID como Siniestros y no accidentes, ya que su naturaleza prevenible y fuertemente gestionada.

Acciones de seguridad vial en las empresas

Las organizaciones, especialmente de transporte y de distribución primaria han comenzado a reconocer que no son ajenos a este tema, por ello han desarrollado su plan de seguridad vial; las regulaciones por parte de la SCT en México son cada vez más severas y poco a poco la seguridad vial ha ido tomando más fuerza en la planeación estratégica de la industria y es que, además de las graves afectaciones personales y en la comunidad donde operan, tan solo los costos directos que emiten las aseguradoras pueden llegar hasta el 39% del costo total, mientras que el otro gran porcentaje lo tienen aspectos como la reparación de los vehículos, la asistencia legal o administrativa, los días perdidos del colaborador, el tiempo perdido por vehículo detenido, el producto o material perdido, los esfuerzos internos por la cobertura del personal, además del todavía difícil de calcular; desprestigio de la marca. 

Sin embargo, el total de la flota de carga representa tan sólo el 34% del parque vehicular total (al menos en México, de acuerdo con cifras preliminares del 2019 del INEGI), por lo que las acciones que ayudarán a reducir las víctimas mortales se encuentran en aquellas empresas que tienen a sus colaboradores trabajando como conductores, porque en realidad, antes de que llegue un representante de ventas con un cliente, un técnico al punto de servicio, un agente inmobiliario a un punto de encuentro, o cualquier otra profesión u oficio que tenga como herramienta un vehículo asignado o propio, su primer trabajo será conducir. 

Habilitar a nuestros conductores y darles herramientas para enfrentar el innumerable universo de riesgos viales es vital, si se pretende garantizar el bienestar de nuestros colaboradores, así como el equilibrio de gastos o bien la impecable ejecución del negocio.

Pero no solo es la formación del colaborador como conductor, sino que se trata de una gestión holística en la organización que pretenda el involucramiento y seguimiento de los diferentes niveles organizacionales, desde la Dirección junto con sus áreas estratégicas que diseñarán los alcances objetivos o políticas; como aquel nivel táctico que asegura la aplicación de estándares o procedimientos, y claro, el área operativa que ejecutará estas acciones y que será prueba diaria de la efectividad de la estrategia al convivir con la vía pública.

¿Cómo debe ser la estrategia de seguridad vial en empresas?

Con esto, una Estrategia de Seguridad Vial que se conforme en primera instancia por el convencimiento de la organización y que permee en todos los colaboradores en forma de Cultura a través de la identificación y evaluación de riesgos viales, de la conformación de la comités de seguridad vial, de la correcta investigación, así como análisis de los accidentes viales, de controles administrativos (preventivos o correctivos), de las consecuencias organizacionales declaradas (desde reconocimiento como sanción, tanto a conductores como a líneas de mando), sensibilización a áreas de planeación estratégica, apertura para propuestas internas de mejora en seguridad vial, fuerte acompañamiento a líderes para una transparente congruencia entorno a la seguridad y claro, la capacitación de conductores; traerá consigo grandes beneficios.

De estos beneficios de una estrategia de seguridad vial, podemos englobar los siguientes:

  1. Saber que estamos aportando esfuerzos para salvar vidas, tanto de nuestros colaboradores, como de cualquier usuario de la vía pública. 
  2. Satisfacción de los colaboradores por saberse pertenecientes de una empresa preocupada por su bienestar y seguridad lo que dará reconocimiento y lealtad de ellos hacia la organización. 
  3. Prevención de costos innecesarios
  4. La eficiencia, efectividad y excelencia operativa.  

DriVR es una herramienta dentro de un plan de Seguridad Vial, aplicada a conductores, pero enfocada para las áreas de gestión del personal, ya que permite identificar los perfiles de riesgo de un conductor, conocer sus principales comportamientos ante diferentes escenarios de la vía pública y bajo escenarios 100% seguros y entornos envolventes por medio de la Realidad Virtual, ayudarán a saber a la organización las medidas que deberán fortalecerse con cada conductor.

Porque sabemos que un conductor consciente, cortés y preventivo, es un colaborador eficiente y con un gran trato hacia nuestros clientes y la voz que nos recomendará como organización.

Leave A Comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked

Close Bitnami banner
Bitnami